En primer lugar cabe destacar que nosotros somos gente joven y que en cierta forma estamos
todos los días expuestos a miles de anuncios de determinadas empresas y de esta manera
hemos podido observar que una empresa siempre es más atractiva si tiene un nombre
diferente, espectacular o incluso raro.
En un principio nuestra idea era crear un nombre más largo y que en cierta forma explicara en
pocas palabras a lo que nos llegamos a dedicar como empresa. En una de esas ideas salió el
nombre que hoy tenemos, Moris, como nombre no explica nada de la empresa como tal, pero
tras días de hablar con compañeros y ver que les gustaba y les causaba impresión, decidimos
completa este final poniéndonos en nombre de Moris.
En general hemos decidido tener un nombre corto, extraño en cierta forma y que causara
impresión y creemos que ha sido una buena idea.